Incorporar peces a la pecera de forma correcta

Para incorporar peces a la pecera hay que seguir el procedimiento correcto para que sea lo menos traumático. El procedimiento consta de los siguientes pasos:

1.- Se apagan las luces de la pecera y se cierra el bombeo de oxigeno, de esta forma los peces se estresaran menos con el entorno y los actuales ocupantes de la pecera se interesaran menos por los recién llegados.

2.- Se dejan los peces “flotando” en la pecera con la bolsa de transporte cerrada durante 15 minutos. Esto hace que la temperatura del agua de la bolsa se iguale a la de la pecera.

3.- Se abre la bolsa para que entre aire en ella. Se asegura la bolsa a la pecera con pinzas o como os vaya mejor para que no entre agua (ni salga!) de ella. Se dejan los peces en el interior de la bolsa otros cinco minutos.

4.- Se vierte medio vaso de agua de la pecera en el interior de la bolsa y nos esperamos otros 10 minutos. Esto lo haremos tres o cuatro veces. De esta forma las condiciones del agua de la bolsa se asemejarán cada vez más al agua de la pecera.

5.- Se cogen los peces con la red y se liberan en la pecera con cuidado.

6.- Al día siguiente ya se encienden las luces con normalidad. Si los peces estaban sanos y el transporte ha sido el correcto no tendremos problemas con la incorporación al acuario.

colisa lalia

Otras cosas a tener en cuenta:

El transporte de la tienda al acuario ha de ser rápido para que el agua no se enfríe demasiado.

La bolsa de transporte ha de tener las puntas eliminadas con celo o no tener puntas. Y lo mejor es envolverla con periódico o que no sea transparente para que no se estresen.

No se han de hacer caso de procedimientos dibujados en algunas bolsas de plástico para el traslado de peces. El procedimiento correcto es el aquí descrito.

Nunca se ha de volcar el agua de la bolsa que proviene de la tienda en la pecera. El agua de la tienda puede contener medicamentos o enfermedades que pueden traspasarse al acuario.

Anuncios